Torrente es GIT

Loading...

martes, 23 de noviembre de 2010

OPERACIÓN CAPARRÓS

A decir verdá, las tenemos así de tanto escuchar y leer noticias cagándose de risa del accidente de Mugricio.
Todos publican los hechos posteriores al intento de atragantamiento por parte del tegobi.
Pero nadie, nadie hasta ahora se ocupó de analizar los extraños sucesos que rodearon las horas previas al casamiento.
De una inquietud de GIT, se desprendería esta alucinante historia que revela que nada fué casualidad, sino que se trató de un verdadero INTENTO DE MAGNETICIDIO, por parte de la zurda loca intelectual y peluda...

Érase el día de la boda de Mugricio, y mientras la hechicera ordenaba a las esclavas paraguayas que le plancharan la enagua, en una mansión de Belgrano R, repleta de posters del Mayo Francés...

Un siniestro ser elucubraba ideas rascándose el higo...

Mientras Oberdan, su mayordomo ex combatiente quebrado retiraba la mesa, vió en el plasma la noticia del día.. Mugricio se casaba!

Entonces....


Sabedor como todo cheto de los gustos de Mugricio, y obligado a odiarlo por ser zurdo hasta los caterpillar de pana, se dió cuenta que había una chance de pasar a la historia de un modo mucho más cool que Firmenich golpeando con una llave inglesa un caño de agua...

Las ideas se agolpaban en sus mofletes como erupciones de un volcán... Queen, Freddy Mercury, el bigote que Mugricio se había afeitado a instancias de Durán que sólo tiene barba... de pronto todo estaba claro, revolucionariamente claro...



Usando una técnica aprehendida en los fumaderos de opio en donde discute sobre Kirchnerismo, con cortos y acompasados soplidos mientras se taponaba la boca logró que su mostacho desarrollara proporciones ciclópeas...


Con esa arma letal pegada a la jeta... preparó el resto del plan...

Luego, sólo fué afeitarse y....

Sintió la decepción de toda mujer que modifica su look, pero la moral revolú pudo mas...

Ya en la fiesta....

Los novios dieron el sí, y nuestro simpático etarra de casamiento no aflojaba...

hasta que, la historia entendió porqué tanto interés en que el hijo de papá destrozara la música de Freddy Mercury, Brian May, John Deacon y Roger Taylor...
Comenzaron a sonar los acordes de "Somebody to Love", una mano anónima (no para nosotros), le alcanzó un bigote postizo...

Sólo se escucharon los primeros ladridos ... y....


El resto de la historia es conocido y ha sido comentado hasta por Muni y Topa de la Casa de Playhouse Disney... pero no olvidéis estimados lectores...
Detrás de esta historia aparentemente digna de un pelotudo, habia... dos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog